Review Norsonic Nor140: Nos ponemos serios

Por fin ha llegado a mi mesa un equipo del prestigioso fabricante noruego Norsonic. Una empresa ciertamente puntera – aunque no sea tan visible como otras –, y con una larga historia de ya 50 años a sus espaldas. De hecho, cuenta con hitos tales como un analizador de ruido subjetivo diseñado exprofeso para el proyecto del mítico Concorde (1967), el primer sistema de medición integral del aislamiento acústico entre dos recintos (principios de los 70) o, ya en la actualidad, desarrollos tan potentes como la Acoustic Camera, un instrumento de realidad aumentada que nos permite ver el sonido en tiempo real, mientras lo estamos midiendo.

Y aunque Norsonic siempre ha destacado por sus complejos laboratorios portátiles, también cuenta con una destacable gama de sonómetros al uso. Hoy probamos el Norsonic Nor140, un potente y versátil analizador con algunas capacidades únicas, el buque insignia de la marca en España – que no en el resto del mundo… qué ganas de ver el Nor150 –.

Gracias al distribuidor Acousticware por prestarme una completa unidad durante unas semanas para este análisis. Nos ponemos serios.

1. Características técnicas

El Norsonic Nor140 es un sonómetro analizador Tipo 1 ampliable modularmente, con posibilidades tan exclusivas como la medición del índice de inteligibilidad STIPA o del tiempo de reverberación por análisis de la respuesta al impulso con barridos sinusoidales, entre otras funciones más comunes en su competencia. Eso sí, casi cualquier capacidad de análisis está en los módulos opcionales, y seguramente los necesitaremos. La versión firmware 3.0, la que se vende en España, tiene homologación legal desde el año 2008.

Tabla comparativa Nor140

2. Diseño

El Norsonic Nor140 es inconfundible por su pléyade de teclas físicas que en un primer vistazo nos evocan una calculadora científica. Pero, como éstas, cuenta con una gran pantalla LCD monocromo de casi 3” y 240 · 160 píxels de resolución – en vertical –, clara, legible y muy bien aprovechada por la interfaz gráfica. Todo ello embutido en un cuerpo compacto y ligero, fabricado en un plástico duro muy robusto al tacto.

Su calidad de construcción se aprecia mejor en mano que en fotografía. Y es usándolo cuando se nota que este sonómetro es más capaz de lo que aparenta.

Tamaño Norsonic Nor140

Peso Norsonic Nor140

Su concepción ergonómica parece remar a contracorriente de las actuales tendencias, porque se basa en la idea de muchas teclas y pocos menús. En efecto, en el Norsonic Nor140 hay una tecla física dedicada para casi cualquier función, rotulada mediante acrónimos y símbolos que tendremos que aprender… y que no se retroiluminan ni siquiera pulsando el botón light – que solo enciende la pantalla –. En primera impresión, parece algo confusFuncionalidades Norsonic Nor140o, pero no os dejéis abrumar por su prolijo teclado: superada la barrera de entrada, termina siendo lógico y hasta útil. Lo bueno es que las teclas son de goma y permiten ser pulsadas durante las medidas sin contaminarlas y, de hecho, la idea es que se usen.

En ambos laterales, bajo tapas de goma blanda, están los puertos de comunicación, las ranuras de expansión – se suministra una tarjeta SD de 2 GB – y el jack de alimentación externa de 12 V. Hay alguna opción interesante – no incluida de serie –, como un adaptador Bluetooth externo que permite gobernar el equipo en remoto, pero que no hemos probado.

Almacenamiento Norsonic Nor140Necesita 4 pilas alcalinas o recargables normales tipo AA para operar, aunque su autonomía nos ha dejado ligeramente decepcionados: a pesar de que el fabricante declara hasta 14 h de funcionamiento, en nuestra prueba habitual[1] sólo hemos conseguido sacarle algo menos de 7 h en continuo. Obviamente, la configuración empleada influye en este resultado. En cualquier caso, es una cifra que os permitirá trabajar, y tampoco tendréis que gastar una fortuna en baterías de repuesto.

[1] La prueba consiste en hacer una medida en el interior de una vivienda como analizador de espectro programando registros cada cinco segundos, poniéndole pilas o baterías nuevas hasta que éstas se agoten y el equipo se apague.

3. Manejo y funcionalidades

Manejo Norsonic Nor140Ya hemos mencionado que el Norsonic Nor140 es una plataforma modular ampliable. Podemos contar con aplicaciones software de lo más variadas (gestión de medidas de aislamiento acústico, generador de ruido interno, grabación de audio, análisis FFT, medida de potencia sonora…). No obstante, muchas de las funciones imprescindibles para poder usar este equipo como sonómetro básico son opcionales, como por ejemplo el análisis en 1/1 o 1/3 de octava, el modo registro o la medida simultánea de todas las ponderaciones temporales y frecuenciales. En resumen, podremos configurar casi a la carta nuestro sonómetro, pagando los módulos que necesitemos.

En la práctica, cada una de las – muchas – teclas sirve para una única función, y por tanto cada acción requeriría una sola pulsación. Así, una vez escogida la aplicación de medida y configurados los parámetros de control y registro que necesitemos – tenemos mucha libertad para ello, aunque dependerá de qué módulos opcionales tengamos instalados –, iniciaremos la medida con la tecla start, que tiene un color diferenciado del resto. No tendremos que preocuparnos del rango de medida, que es de escala única de 120 dB. Además, se pueden guardar configuraciones favoritas para recuperarlas antes de empezar, algo que siempre valoramos positivamente, pero no tendrán nombres fácilmente identificables – se almacenan con un número correlativo –. Ya durante la medida en sí podemos movernos por las distintas pantallas gráficas y cambiar el parámetro visualizado usando el teclado. Por ejemplo, la tecla netw cambia la ponderación frecuencial activa (network), la tecla Δ↔∑ alterna entre niveles instantáneos o promedios, o bien la tecla f↔t, que permuta entre perfil temporal o espectro sonoro.

Norsonic Nor140Nos gusta su gran pantalla, cuya resolución y tamaño permite una visualización gráfica y numérica destacable. La información mostrada en todos los modos de medida es clara y completa, y su filosofía multi-tecla tiene la ventaja de permitir cambiar entre vistas muy rápidamente. En general, tendremos una idea bastante precisa de qué estamos grabando, minimizando la posibilidad de desagradables sorpresas una vez descargados los registros en oficina.

Así que, lo que en principio podría parecer un problema – su denso teclado –, finalmente se demuestra como una virtud que, sobre todo, sabrán aprovechar los consultores con mayor experiencia. Y es que, como cualquier otro equipo que hayamos probado, todo es acostumbrarse… aunque puede que os lleve algún tiempo.

4. Software de escritorio

En esta sección solemos valorar las herramientas gratuitas que nos facilita el fabricante para visualizar y/o descargar los archivos registrados por nuestro sonómetro. En Norsonic contamos con NorXfer 6.1, una aplicación muy básica donde apenas podremos explorar la memoria del equipo – que podremos conectar por USB a nuestro ordenador, o bien extraer la tarjeta SD para leerla directamente – y convertir los archivos de medida *.NBF a datos en bruto en formato texto o tabla. Así de simple.

NorXfer 6.1

NorXfer 6.1

De hecho, este pequeño programa es más bien un complemento de suites mucho más completas – NorReview, NorBuild… – donde sí es posible postprocesar las medidas e incluso generar informes automáticamente, pero que requieren adquirir una licencia HASP. Siendo justos, pagar por un software de análisis puede ahorrar tiempo y ser rentable a la larga – y parece que es a lo que nos invita el fabricante –, pero también es cierto que cualquier consultor con conocimientos podría implementar su propia hoja de cálculo personalizada. Al fin y al cabo, la responsabilidad del resultado siempre es del consultor que lo declara…

Por tanto, a no ser que paséis por caja, toda la labor de tratamiento y análisis de los datos recaerá sobre vosotros.

5. Relación prestaciones / coste

Norsonic es una marca prestigiosa, que siempre ha destacado por sus soluciones hardware – software altamente innovadoras, incluso con algún producto sin comparación en el mercado. No quiere decir que juegue en otra liga, aunque es obvio que la ingeniería tiene su valor. Y tampoco olvidéis que estos equipos se fabrican íntegramente en Noruega. No obstante, si equipamos el Nor140 con los módulos que realmente necesitemos, sin extravagancias, no estaremos lejos de la competencia. Su notable modularidad es lo que mejor justifica la inversión, porque siempre podremos ampliar sus capacidades.

Valoración Nor140 Moisés Laguna

6. Conclusiones

Aplicaciones Nor140Nuestra impresión es que el Norsonic Nor140 no es un sonómetro para todos los públicos. Su, a priori, intrincado manejo y sobriedad general parecen diseñados por y para ingenieros, y eso puede intimidar a aquellos usuarios que primen la sencillez o la vistosidad.

Son los consultores expertos los que realmente apreciarán las capacidades de un sonómetro tan versátil que cuenta con módulos específicos para casi cualquier aplicación práctica, hasta el punto de que podemos instalar funcionalidades que no existen en la competencia… y eso que en España, por restricciones de la homologación legal, no podemos actualizar a la última versión del firmware, con unas cuantas mejoras sobre lo que hemos probado.

En conclusión, quien se decida por el Norsonic Nor140 no está pagando por su estética, sino por sus prestaciones, y no olvidemos que un sonómetro es una herramienta. Insistimos, este es un equipo muy serio, tan capaz o incluso más que las opciones más rutilantes del mercado, y que nos deja buen sabor de boca… si es que la sopa de letras no nos empacha.

2 comentarios en “Review Norsonic Nor140: Nos ponemos serios

  1. Me trae muchos recuerdos! Yo traduje el manual y conseguí la aprobación no sin problemas en el CEM. Buena review, creo que explica muy bien las singularidades del equipo.

  2. Yo tengo el sonometro. La verdad que jamás hay problemas con las verificaciones y es muy robusto. El micrófono es bastante fiable. El problema es la configuración la cual es un poco complicada pero lo suple con creces con el software norbuilt y ya no te cuento con el nor850. 10 años y sigue como el primer dia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *