Brüel & Kjær 2260

Brüel & KjaerEn un sector tan relativamente joven como el de la consultoría acústica pocas marcas pueden presumir de una historia tan dilatada y prestigiosa como Brüel & Kjær, que llevan diseñando y fabricando (en Dinamarca, nada del sudeste asiático) sus propios sonómetros y micrófonos desde principios de los años 60. Podemos considerarla la marca Premium del ramo. Hoy revisamos uno de sus insignes modelos, presentado en el año 1994, que fue primer sonómetro analizador en tiempo real portátil del mercado. Se trata del Brüel & Kjær 2260 Investigator. Para muchos, El Sonómetro, con mayúsculas.

A pesar de que se trata de un modelo ya descatalogado por el fabricante (por eso muchas veces hablo de él en pasado), sus prestaciones técnicas, modularidad y fiabilidad lo mantienen plenamente vigente y no pocas empresas aún lo usan como su equipo principal.

Yo mismo me inicié en el mundo de la acústica con este sonómetro que en su momento fue la referencia y aún puede ser una gran opción. Estas son mis impresiones.

1. Características técnicas

El Brüel & Kjær 2260 Investigator es un sonómetro analizador de Tipo 1, con hasta dos canales de medida (esto es una rareza) y aprobación de modelo en España para medidas con validez legal. Técnicamente es muy potente, aunque muchas de sus características más avanzadas eran opcionales:

Tabla Características Bruel 2260

 [1] No es una ponderación Z conforme a norma UNE-EN ISO 61620 sino una ponderación plana que el fabricante llama L
 

2. Diseño

El Brüel & Kjær 2260 Investigator es aparatoso, sin duda condicionado por las pilas que necesita para funcionar. En su cuerpo de plástico – con cierto aire vintage – destaca el clásico verde corporativo sobre una pantalla LCD de generoso tamaño. No es muy cómodo de llevar y estéticamente se le notan los años, pero aún así tiene buena pinta. La calidad general percibida es muy buena.Tabla dimensiones

Tabla Peso Bruel&Kjaer 2260
Brüel & Kjaer PruebaSi no contamos con un transformador de corriente compatible, se alimenta con 6 voluminosas pilas tipo LR14. Afortunadamente en nuestra prueba habitual[2] ha aguantado algo más que la autonomía declarada al superar las 10 horas de funcionamiento. En esto no es el mejor, pero nos dará para unas cuantas medidas. Obviamente, amortizaremos pronto uno o dos juegos de baterías recargables de buena calidad.

Brüel & Kjaer pantallaEl equipo se controla mediante una combinación de teclado físico con funciones dedicadas generales y varias teclas virtuales junto a la pantalla, que van mostrando diferentes opciones según el modo de medida – programa – que estemos ejecutando. La pantalla es de tipo LCD monocromo y retroiluminada, con 192 · 168 píxels de resolución y gran tamaño, fácil de leer a pesar de un contraste mejorable. Abajo están todos los puertos de comunicaciones y conectores, protegidos con unas tapas que, por experiencia, son fáciles de extraviar. Olvidaos de conexiones actuales… lo que hoy nos parece cotidiano no existía cuando se concibió este equipo. Alguno de ellos, como el interfaz óptico, nunca llegó a tener funcionalidad

[2] La prueba consiste en hacer una medida en el interior de una vivienda como analizador de espectro programando registros cada 5 minutos, sin retroiluminación de pantalla, poniéndole pilas o baterías nuevas hasta que éstas se agoten y el equipo se apague.
 

3. Manejo y funcionalidades

El Brüel & Kjær 2260 Investigator es un equipo modular, es decir, una platafoma hardware que puede ejecutar distintos módulos firmware o aplicaciones. Puede que hoy no nos sorprenda, pero fue uno de los primeros sonómetros del mercado en implementar este concepto – no fue el primero; ese honor se lo lleva otro modelo de este fabricante, el 2231 de 1985.

Brüel & Kjaer 2260 InvestigatorSe servía de serie con la aplicación básica conocida como Programa de Análisis Sonoro (BZ7210). Esta aplicación permite realizar medidas en banda ancha con múltiples ponderaciones simultáneas así como en análisis en bandas de 1/1 ó 1/3 de octava, lo necesario para aplicación del Real Decreto 1367/2007. Había más opciones software disponibles – previo pago –, como el Programa de Acústica de Edificios (BZ7204), un completo y recomendable asistente para realizar mediciones normalizadas de aislamiento acústico. Y otras aún más exclusivas, como por ejemplo el módulo de intensimetría (BZ7205) que aprovechaba sus dos canales. Pero centrémonos en él como sonómetro en sí.

Brüel & Kjaer 2260 Investigator 2A priori no es intuitivo, pero nos acostumbraremos a su manejo una vez entendida su filosofía. Las teclas físicas con iconos siempre dan acceso a menús generales. Las más usadas están en torno a los cursores: configuración, pantallas de medida, arranque / paro, rango dinámico… dentro de cada pantalla a la que accedamos mediante dichas teclas (en la barra superior el equipo nos indica siempre en cuál estamos), tendremos un panel desplegable a la derecha donde aparecerán más opciones para ser manejadas con las cinco teclas virtuales.

La configuración del control de las medidas (tecla física configuración) es muy versátil. Podemos programar tiempos de medida fijos o registros temporales, almacenando todos los parámetros de medida, espectros y valores estadísticos de forma simultánea. También podemos personalizar los parámetros a visualizar en la pantalla sonómetro (un parámetro principal y cinco secundarios a la vez), independientemente de cuáles guardemos. Incluso podremos aplicar filtros de compensación según la incidencia del sonido sobre el micrófono. En suma, tendremos libertad para poner el equipo a nuestro gusto aunque resulte algo laborioso. Afortunadamente, podremos guardar configuraciones para recuperarlas antes de cada medida, lo que nos ahorrará tiempo y errores.

Brüel & Kjaer ManejoAntes de comenzar la medida en sí tendremos que prever el nivel aproximado del ruido a medir, puesto que este equipo cuenta con un rango dinámico limitado de 80 dBA con umbral seleccionable (hay una tecla física dedicada). Por ejemplo, para medir niveles muy bajos tendremos que seleccionar el rango mínimo disponible, que no nos permitiría verificar la calibración del equipo – recordad que los calibradores suelen emitir un tono a 94 ó 114 dB –. Una vez iniciada una medida no podremos modificar en caliente el rango dinámico elegido. Cuidado con esto, que es uno de los pocos factores que puede llevar a una medida no válida en este sonómetro.

Brüel & Kjaer medidasDurante las medición apreciaremos una de las ventajas de este equipo, que es su gran pantalla. Podremos navegar por las distintas vistas mientras medimos, puesto que el teclado no es especialmente ruidoso. La presentación de números y gráficos es clara y visible y, en general, tendremos una idea bastante precisa sobre el sonido que estamos captando.

En definitiva, una vez salvada la barrera inicial que supone su especial sistema operativo (basado en MS-DOS), y asumiendo ciertos compromisos en cuanto a ergonomía o conectividad, este es un equipo versátil y muy fiable, que permite pocos errores a su operador. Servirá tanto a los profesionales entrenados como a quienes tengan menos experiencia.

Como curiosidad, existe un emulador software para PC que reproduce a la perfección el funcionamiento del sonómetro. Utilísimo para aprender a manejarlo con seguridad.

4. Software de escritorio

Las últimas unidades del Brüel & Kjær 2260 Investigator solían incluir una licencia, gestionada por una llave USB, para descarga de archivos de medida al software de escritorio 7815 Noise Explorer. Aunque la obtención y uso del software es gratis, que conste que la licencia en sí no lo era; como otros programas de la casa, su coste es elevado para adquirirlo por separado – recordad, esta es una marca Premium –.

Brüel & Kjaer 2260 Investigator puertoLa licencia es imprescindible para descargar datos desde nuestro sonómetro al ordenador. Una vez archivados en disco duro en el proyecto
correspondiente (de formato propietario *.NXP), Brüel & Kjaer conexiónpodremos usar el programa para visualización aun sin insertar la llave.

Por cierto, la conexión al PC se realiza mediante un lento interfaz serie (RS-232). Si vuestro ordenador no cuenta con este tipo de puerto tendréis que comprar un adaptador USB. Ojo, no todos funcionan.

Noise Explorer

Noise Explorer 4.17.3

El software en sí no tiene muchas complicaciones. Una estructura de árbol a la izquierda nos muestra las medidas guardadas en cada proyecto. Dependiendo del modo de control de medida que hayamos usado, podremos visualizar (doble clic) datos de registro o niveles promediados. Unos iconos en la barra superior permiten conmutar la visualización de cada uno de los paneles gráficos (perfil, tabla de datos, espectro, valores estadísticos…). Los parámetros mostrados en cada uno de estos paneles son personalizables, y las vistas son claras y comprensibles.

Sin embargo, el programa no realiza ninguna clase de tratamiento o cálculo sobre los datos, sólo permite su visualización. Para ello tendremos que hacer uso de la función de exportación a tablas Excel o formato ASCII, archivo a archivo (no hay exportación múltiple). Una vez hecho, y si tenemos suficientes conocimientos, nos resultará sencilla la automatización de los cálculos ya que los datos relevantes siempre se exportan en las mismas posiciones de la tabla.

En conclusión, con este software no nos ahorramos tiempo ni necesidad de cálculos posteriores, pero sí que nos ayudará a escoger los datos de medida válidos de forma visual y clara.

5. Relación prestaciones / coste

Este es uno de los apartados más escabrosos de valorar objetivamente con cualquier producto de marca, especialmente si sólo tenemos en cuenta el factor coste. ¿Es lo mismo viajar en clase business que en clase turista? En ambos casos llegamos a nuestro destino, pero las sensaciones no suelen ser las mismas.

Dicho esto, tengamos claro que este equipo (y en general esta marca) no compite por lograr el mejor precio de venta, sino por su excelente calidad técnica y de servicio. No son pocas las unidades del Brüel & Kjær 2260 Investigator con años a cuestas que siguen funcionando sin problemas – sólo hablo de lo que conozco personalmente, se fabricaron más de 7.000 –. Esto matizaría la inversión.

Su modularidad y capacidades aún lo hacen una herramienta recomendable, a pesar de ciertos achaques de la edad. El valor de la marca… eso es intangible, pero se gana haciéndolo bien durante años.

Valoración Brüel & kjaer 2260

Brüel & Kjaer 2260 Valoración Personal

6. Conclusiones

Reconozco que le tengo mucho cariño al Brüel & Kjær 2260 Investigator, que fue el primer sonómetro que conocí y la  referencia para sus rivales durante muchos años. Sus prestaciones, modularidad y fiabilidad, aun en la actualidad,  son difícilmente igualables. Hablamos de una primera marca, que hace productos para durar.

Para el mercado actual es un sonómetro grande, pesado y puede que algo incómodo por ergonomía y conectividad. Además, ya no se fabrica y eso complica la posventa. Si esto es importante para vosotros, buscad otras alternativas.

Pero si estáis dispuestos a asumir sus pequeños inconvenientes – y os surge una buena oportunidad – podéis estar seguros de que no os equivocaréis. Casi 20 años lo avalan.

La venerable unidad de prueba ha sido cedida por los compañeros de Cecor, a quienes aprovecho para saludar.

4 comentarios en “Review Brüel & Kjær 2260

  1. Muy interesante la review. Estoy ‘recién’ comenzando en este mundillo de la acústica y me han ofrecido este aparato. ¿Dónde podría acceder a ese EMULADOR, y ver así cómo funciona?

    Muchas gracias.

    1. Hola, Juan.

      Todo el software del fabricante (incluido emuladores de este y otros sonómetros) puedes descargarlo desde la web internacional de la marca (www.bksv.com). Desde ahí navega en el menú Service -> User support -> Downloads para acceder a la sección de descargas. Una vez ahí, escoge software relacionado con el 2260.

      Ya nos contarás tus impresiones. Gracias por leernos!

  2. Hola buena tarde. Una consulta, tenemos el 2260 D y el 2270, al cambiar de sistema operativo a Windows 10 ya no es compatible con los analizadores, qué debemos hacer?

    Gracias.

    Fernando Villada C.

    1. Hola, Fernando.

      Antes de nada, deberíais comprobar si existe driver compatible con plataformas de 64 bits (que entiendo que será el caso). En segundo lugar, podríais probar a ejecutar los programas de Brüel en modo compatibilidad con alguna versión de Windows anterior, si es que vuestro ordenador llega a reconocer el equipo. Obviamente, seguro que el fabricante puede ofrecer mucho mejor soporte que yo. Deberíais contactar con ellos para ver qué se puede hacer.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *