Francisca Perea o Paqui, como le gusta que la llamen, es una joven consultora acústica con una trayectoria profesional ya bastante dilatada, donde no faltan estancias internacionales, publicaciones en congresos y revistas especializadas e incluso vanguardistas proyectos que mezclan sonido y realidad virtual. Sin embargo, es mucho más conocida por su participación directa como asesora técnica en la redacción y divulgación del actual Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica en Andalucía – Decreto 6/2012 –, así como su Guía de Interpretación. Por tanto, pocas personas conocen este reglamento mejor que ella y, en mi opinión, su experiencia puede ser muy ilustrativa.

Aunque ya nos conocíamos, coincidimos recientemente en Cádiz, donde ambos impartíamos un curso sobre acústica para un colegio profesional. Así que, gracias a su cercanía, pude charlar con ella y cambiar impresiones sobre nuestro trabajo. Comparto con vosotros un resumen de nuestra conversación.

ML: Háblanos de tus comienzos ¿Qué te llevó a ser consultora acústica? ¿Fue vocación o casualidad? 

FP: Yo estudié, al igual que tú, Ingeniería Técnica de Telecomunicaciones con especialidad en Sonido e Imagen. En realidad mi única motivación para meterme en la carrera fue mi interés por la física, sin embargo una vez dentro, la carrera no me resultó demasiado inspiradora hasta que comenzaron en el segundo año las asignaturas de acústica propiamente dichas (electroacústica, acústica arquitectónica, etc.). Es ahí cuando comprendí que mi futuro profesional debía ir orientado hacia la acústica.

ML: La redacción de cualquier documento normativo parece un proceso largo y tedioso. Desde tu punto de vista particular, ¿qué te pareció la experiencia de colaborar en el desarrollo del Decreto 6/2012?

FP: Hasta el momento, haber colaborado en la redacción y divulgación del Decreto 6/2012, ha supuesto para mí una de las oportunidades laborales más importantes en mi carrera profesional. Verdaderamente resultó muy enriquecedor y aprendí muchísimo en esa etapa, tanto a nivel técnico, como en otras materias administrativas y jurídicas.

ML: El Decreto 6/2012 es la transposición andaluza de la normativa nacional de protección contra el ruido pero ¿crees que este texto mejora o incorpora novedades destacables respecto de la legislación básica estatal?

Francisca Perea con Moisés LagunaFP: La puesta en vigor del Reglamento, efectivamente tenía como principal objetivo adecuar la normativa autonómica a la estatal. Sin embargo, una vez puestos en materia, se decidieron incorporar novedades importantes que ofrecerían un valor añadido en el campo de la acústica en Andalucía. La Instrucción Técnica número 5, por ejemplo, es una incorporación importante ya que permite evaluar in situ los aislamientos exigidos por el DB-HR del CTE. Esto implica un aumento de la calidad en los edificios, ya que nos aseguramos de que no existan deficiencias en origen, que por cierto es motivo de muchas denuncias.

ML: Y, en lo personal, ¿algún aspecto del Decreto en el que se pueda notar tu sello?

FP: La verdad es que trabajé mucho para poder incorporar aspectos que, como técnico, consideraba que debían aparecer en el Reglamento. No obstante, tengo que decir que gran parte de los aspectos que pude incorporar y modificar vienen apoyados en estudios previos, o incluso, en sugerencias que se recibían por parte de expertos en la materia, que hasta el momento no se tuvieron en cuenta y estaban a la espera de que se estudiasen. De hecho, gran parte de mi trabajo durante la elaboración del Reglamento, era también responder y estudiar todas las alegaciones y propuestas que recibía la Consejería por parte de las organizaciones, administraciones, universidades y empresas.

Algunos ejemplos de mi aportación fueron: incorporar la norma UNE-EN 61400-11/2004 para la evaluación de ruido en ambiente exterior provocado por aerogeneradores, adecuar el procedimiento de medida de ruido de impactos a la norma UNE-EN ISO 140-7, sustituyendo el índice LAeq,10s por el nivel de ruido de impactos estandarizado L’nT,W, introducir la posibilidad de medir con ventanas abiertas en el interior de una vivienda cuando pueda resultar útil para la resolución de un procedimiento judicial …

Incluso hubo decisiones muy relevantes en las que tomé partido, como la no exigencia de la acreditación de ENAC y permitir a la figura del técnico competente realizar ensayos y estudios en actividades de competencia autonómica (AAI y AAU), cosa que hasta el momento se realizaba exclusivamente por Entidades Colaboradoras.   

ML: Como técnica y usuaria, ¿te parece que el Decreto es una buena herramienta de prevención de la contaminación acústica? ¿En qué crees que podría mejorar?

FP: Evidentemente mi opinión es muy subjetiva porque no puedo evitar ver el Decreto como algo que es, en parte, mío. No obstante, soy muy consciente de sus limitaciones y hubo ciertos aspectos que me hubiese gustado concretar aún más, así como materias en las que literalmente no nos dejaron pronunciarnos por ser de competencia local.

Por ejemplo, me hubiese gustado concretar, porque entiendo que se ha quedado en el aire, la aplicación de los márgenes de cumplimiento del artículo 30, la definición de técnico competente, aclarar los límites aplicables en la disposición transitoria cuarta, cómo considerar la incertidumbre de las medidas en los ensayos…

Soy consciente de que todo texto normativo, en muchos aspectos, está sujeto a interpretación y resulta especialmente complicado que un Reglamento sea capaz de englobar toda la casuística que puede surgir en esta materia. No obstante y a pesar de eso, me siento especialmente orgullosa del resultado y creo que ha supuesto un avance importante respecto al anterior Decreto 326/2003.

ML: Si un particular tiene un problema de ruido que afecta a su día a día, ¿cuáles crees que son los pasos que debería llevar a cabo para solucionarlo?

FP: Me alegro de que me hagas esa pregunta, porque es una cuestión que tengo pensamiento de publicar y desarrollar en breve, en una web que estoy preparando. Por resumir un poco, lo primero que hay que hacer es presentar la denuncia al Ayuntamiento, esto resulta esencial porque sin este paso previo no puedes continuar con el trámite. Posteriormente y dependiendo de la respuesta municipal, ya puedes recurrir a la Junta de Andalucía y/o iniciar un procedimiento judicial.

ML: Quizá un punto que nos preocupa a los profesionales del sector sea la definición de técnico competente. La primera cuestión es, ¿cómo podemos demostrar que lo somos? Por otro lado, ¿sabes si se está llevando a cabo algún control por parte de la administración?

FP: Estoy totalmente de acuerdo y comprendo perfectamente la preocupación. Sinceramente creo que podría haberse especificado un poco más esta definición, pero es cierto que en temas de competencia es muy complicado especificar qué titulaciones específicas darían acceso a esta figura. Primero porque todos los Colegios profesionales quieren ostentar la competencia y reclamarían si se excluyese a alguno; y segundo, porque es cierto que el plan de estudio de las carreras universitarias de grado cambia frecuentemente, sobre todo en estos últimos años, por ello no es adecuado filtrar por titulación académica.

Para demostrar que somos técnicos competentes basta con argumentar que tu titulación académica, que debe incluir créditos propios en materia de acústica, te habilita como tal. Evidentemente cursar un Máster de Ingeniería Acústica te habilita en todo caso, independientemente de tu titulación previa.

Asimismo, la otra forma es demostrar que has trabajado durante 5 años en el campo de la acústica y que has elaborado, al menos, 20 estudios y ensayos.

Esta misma cuestión me la plantean mucho los antiguos técnicos acreditados, y siempre les digo que en su caso es todavía más sencillo porque al haber tenido ese reconocimiento ya pueden demostrar su experiencia previa en la materia.

Respecto al control administrativo, me consta que la Junta de Andalucía tiene elaborado un plan de inspección, porque yo misma participé en su redacción. No obstante, para actividades de competencia local, son los Ayuntamientos los que deben estudiar si se cumplen los requisitos legales y llevar a cabo su propia actividad inspectora. También sé que, cuando los municipios no pueden afrontarlo, son las Diputaciones las que toman el relevo en estas cuestiones.

Entrevista a Francisca PereaML: Además de en la redacción del Decreto has estado muy implicada en su divulgación e interpretación, participando en numerosas jornadas de presentación y ofreciendo asistencia técnica para aplicar correctamente la normativa ¿Cuáles dirías que son las inquietudes que encuentras entre los responsables de su aplicación? ¿Recuerdas alguna pregunta curiosa que te hayan hecho?

FP: Efectivamente cuando por fin se publicó el Reglamento, comenzó una nueva etapa en la que había que divulgarlo y por supuesto, prestar apoyo a los técnicos que tenían que aplicarlo y enfrentarse a él. Si bien aprendí mucho en la elaboración del Decreto, creo que la etapa más satisfactoria para mí, y también la más exigente debo decir, fueron los dos años de consultoría respondiendo todo tipo de cuestiones. Ahí es cuando profundizas en el Reglamento desde todos los ángulos y desde cualquier perspectiva.

Al principio fue una locura porque tanto los técnicos de la administración como los profesionales de la calle, no sabían por dónde “meterle mano” al Reglamento, preguntaban de todo porque casi todo era nuevo, los índices, los límites, los procedimientos, etc.

Precisamente atendiendo a las inquietudes que nos planteaban sacamos el documento de preguntas frecuentes que está en la web de la Consejería. Además surgió la idea de la Guía Técnica de Aplicación que sería un documento de apoyo importante para los técnicos, que recogería aspectos prácticos, resolución de consultas y otras materias de ámbito municipal que no podíamos incluir en el Decreto 6/2012. La verdad que trabajé muchísimo en la Guía Técnica de Aplicación precisamente para reflejar ahí todas las consultas que me llegaban diariamente.

Respecto a preguntas curiosas, y aunque tiene que haber muchas, ahora mismo me cuesta recordar alguna que destaque especialmente. Lo que sí recuerdo perfectamente fue una de las propuestas que nos hicieron en una de las reuniones que solíamos mantener con diversas organizaciones, en la que nos plantearon que “¿por qué el Reglamento exige realizar mediciones para determinar el incumplimiento acústico si realmente basta con hacer una inspección ocular para ver que se están incumpliendo los límites?”. Ahora me resulta muy cómico, pero en aquel momento aluciné, y me impresionó mucho tener que explicarles la necesidad de realizar mediciones para certificar un incumplimiento legal, sobre todo porque quienes lo planteaban procedían precisamente del ámbito jurídico.

ML: Después de tu etapa en la administración cofundaste la ingeniería acústica Soundimensions, donde trabajas actualmente. Háblanos un poco sobre qué tipo de proyectos desarrolláis.

FP: Efectivamente, la fundamos en 2013. Nuestra idea era, además de ofertar los servicios clásicos de una empresa de acústica, continuar ofreciendo consultoría a las administraciones públicas aprovechando mi experiencia con el Decreto. Otra de nuestras áreas fuertes son los proyectos de acústica ambiental como los Mapas de Ruido, Zonificaciones Acústicas, estudios de impacto… Pero quizás, lo que más nos pueda diferenciar en el mercado es el empleo de técnicas de realidad virtual aplicadas a la acústica y con un enfoque muy práctico.

Hasta ahora estas técnicas se han quedado en el ámbito de la investigación, sin embargo nosotros creemos que pueden aplicarse en la “calle” y aportar importantes beneficios. Piensa que las molestias por ruido son aspectos que dependen 100% de la percepción individual de cada uno. Si podemos emplear técnicas que consideren la percepción, obtendremos resultados más reales. Y así lo hicimos, por ejemplo, con el Proyecto Plutarco de Málaga.

Otro de los proyectos que tenemos y que realizamos por motivación e iniciativa propia, es la web AndaEscuchaMe sobre paisaje sonoro. Consideramos este tipo de proyectos esenciales de cara a resaltar también los aspectos positivos y culturales del sonido.

ML: Parte de tu formación académica ha transcurrido en Italia, pero también tienes experiencias en otros países como Turquía o Alemania. ¿Crees que el sector de la acústica en España está a buen nivel?

FP: Sinceramente creo que España cuenta con muy buenos profesionales en materia de acústica y me consta que tenemos una participación muy importante a nivel europeo en la redacción de normativa y estándares de calidad.

Sin embargo, es cierto que esta calidad profesional no ha llegado a todos los ámbitos y todavía falta cierta concienciación, ya que en muchas ocasiones el tema de la protección contra el ruido se aplica simplemente porque es una exigencia legal y no por la importancia que verdaderamente tiene. En cualquier caso yo creo que poco a poco los técnicos que están a pie de calle van a ir especializándose más y que la calidad técnica del mercado aumentará considerablemente.

ML: Es un hecho que actualmente existe mayor concienciación ciudadana respecto a la contaminación acústica que hace unos años. Sin embargo, como profesional del sector que eres, ¿crees que el consultor acústico está realmente valorado?

FP: Como he comentado, para que se valore la calidad profesional hace falta formación y concienciación al respecto. En ese sentido es cierto que en estos últimos años he podido comprobar que ciertas administraciones públicas no entran a valorar la calidad técnica de los trabajos sino que se limitan a contratar bajo un único criterio, que es el económico. Esto supone un riesgo importante y yo he podido comprobarlo al encontrar trabajos adjudicados que verdaderamente daban pena y que técnicamente no servían para nada. Por tanto, al final, supone una pérdida de tiempo y de dinero.

Por eso creo que nuestros técnicos tanto de la administración como del ámbito privado, deben aumentar su formación para poder reconocer el trabajo bien hecho, aumentar la calidad profesional del sector y ofrecer a los ciudadanos soluciones válidas ante un problema que perciben de manera directa.

ML: Y para terminar, ¿qué es lo que más te gusta de tu profesión? Si volvieras atrás, ¿la elegirías de nuevo?

FP: Debo decir que a nivel profesional he sufrido muchas decepciones, entre otras cosas por los motivos que acabo de comentar, sin embargo creo que este trabajo puede resultar muy gratificante. 

Personalmente me encanta la consultoría, porque puedo ayudar de manera directa a solucionar problemas, a aplicar la ley, a que se entiendan ciertos conceptos… También es un gustazo participar en proyectos medioambientales de mayor tamaño, como mapas de ruido, zonificaciones o planes de acción, porque puedes abordar los problemas de contaminación acústica de manera global e incluso ayudar a prevenirlos en la propia planificación. Y otra de las facetas que me encanta es la docencia, por eso procuro siempre dentro de mi actividad laboral reservar cierto espacio para la enseñanza. Un ejemplo de ello es este curso que impartimos juntos.

Y si volviese atrás… mira, aunque me puedan interesar otras profesiones, creo sinceramente que volvería a formarme para ser consultora acústica porque mi trabajo me ha aportado mucho, tanto a nivel personal como profesional y desde luego, confío en que siga haciéndolo. 

ML: Muchas gracias por tu tiempo, Paqui.

FP: A ti, Moisés, es un placer hablar con un profesional como tú. Espero que volvamos a coincidir pronto.

Hasta aquí nuestra distendida y productiva charla en la que por una vez nos pusimos en el otro lado, el del legislador, para vivir y comprender en primera persona los retos y dificultades que entraña cambiar cualquier regulación. La ley es dura, pero es la ley, dice el refranero. Al menos, en el caso de Andalucía, parece bien pensada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *