Concienciación sobre ruido en los colegios.

Los problemas de ruido nuestros hogares son más frecuentes de lo que podría parecer. De hecho, una encuesta de condiciones de vida del INE advierte que el 15% de las viviendas los sufren. Los que nos dedicamos a la ingeniería acústica lo vemos a diario y, por eso mismo, sabemos que en muchos casos la solución pasa más por sentido común y empatía con nuestro vecino que con sofisticados aislamientos acústicos. Nuestro comportamiento influye, y mucho, en la contaminación acústica que podrían llegar a sufrir otras personas a nuestro alrededor.

Por lo tanto, una adecuada concienciación ciudadana sobre este problema ayudaría a prevenir muchas situaciones antes incluso de que llegaran a producirse. Si esa actitud se inculca desde niños, más fácilmente sería interiorizada e incorporada a su comportamiento de adultos.

Por todo esto me siento orgulloso de haber sido invitado a participar en una jornada de concienciación sobre el ruido en el Colegio de La Presentación de Málaga, que tuvo lugar el pasado 12 de noviembre y en la que estuve charlando con los alumnos de 1º de ESO. Comparto esta gratificante iniciativa con vosotros.

 

1.   ¿Qué sabe un niño de 12 años sobre contaminación acústica?

ruido en los colegiosFue una grata sorpresa ver que los niños tenían muy claras las consecuencias negativas del ruido sobre las personas, bien aleccionados por sus profesoras. Incluso habían realizado algunas mediciones acústicas con smartphones para tener una idea de los niveles de ruido que existen en su colegio.

Así que, aunque me llevé bastante equipamiento para que pudieran verlo (dos sonómetros profesionales, una fuente sonora dodecaédrica y un panel-semáforo indicador de niveles de ruido), mi charla se centró más en aspectos prácticos que técnicos, tratando de fomentar el debate y la participación de los niños.

Concienciación contra el ruido en los colegiosTras presentarme, hablamos sobre el concepto de ruido en sí, haciéndoles notar que lo que para unos es un sonido agradable para otros puede no serlo – para ellos ruido era lo contrario a música –. Les mostré las herramientas de las que nos valemos los consultores acústicos en nuestro trabajo, la normativa que todos debemos cumplir e incluso hicimos alguna práctica. También compartimos ideas que ellos mismos podrían poner en práctica para contribuir a no generar más ruido en su entorno.

Los niños se mostraron motivados y activos, haciéndome numerosas preguntas y expresando sus propias opiniones – la mayoría, muy sensatas –. Muchos de ellos confirmaron que, efectivamente, el ruido les molesta. Espero haber sabido transmitirles nociones que puedan poner en práctica en el futuro. Para mí fue una experiencia muy positiva y que no me importaría repetir.

2.   Seguir con la tarea

La concienciación sobre ruido en colegios no debería ser una anécdota puntual sino formar parte del programa formativo de los niños. La implicación de los responsables docentes ayudaría a mejorar el confort acústico nuestra vida diaria y a prevenir muchos problemas en los que el agente contaminante somos nosotros mismos.

Reitero mi agradecimiento al equipo del Colegio de La Presentación por invitarme a esta fantástica actividad. Ojalá se repita en muchos más lugares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *