Review Cesva SC420

Entre los consultores acústicos la marca Cesva no necesita presentación. Fundada en Barcelona el año 1969, es el único fabricante español de instrumentación acústica, aunque con distribución en más de 40 países. Su catálogo abarca herramientas de diseño y fabricación propia – tanto equipos como software – para casi cualquier aplicación relacionada con el control del ruido o las vibraciones. Y, por supuesto, no falta una amplia gama de sonómetros profesionales.

Aprobación modelo Cesva SC420A finales del año 2013 el fabricante lanzó al mercado el que por ahora es su analizador más avanzado, el Cesva SC420, sucesor natural del exitoso SC310. Un solvente equipo de precisión Tipo 1 que tiene el honor de ser el primer sonómetro en lograr su aprobación de modelo desde que el Centro Español de Metrología aplica la restrictiva guía Welmec 7.2 (mayo 2011).

Desde aquí expreso mi agradecimiento a la Dirección Comercial de Cesva, desde donde me han cedido una unidad durante un par de semanas para probarlo a fondo y formarme una opinión sobre él. Veámoslo.

1. Características técnicas

El Cesva SC420 es un sonómetro Tipo 1 modular, es decir, la plataforma base puede ser ampliada con funciones opcionales para mejorar sus capacidades de análisis. Y como ya hemos mencionado, cumple íntegramente los actuales requerimientos metrológicos en España. De hecho, en el apartado puramente técnico no cojea en absoluto:

Características Técnicas Cesva SC420

2.  Diseño

El Cesva SC420 abandona el metal de sus antecesores para ser fabricado íntegramente en plástico, lo que contribuye a su bajo peso aunque deja mejor sensación estética que en mano. Siendo un sonómetro relativamente pequeño aprovecha muy bien sus dimensiones, pues contamos con una de las pantallas gráficas más grandes del mercado: 3,2”. Ésta ocupa buena parte del frontal del dispositivo, y es de tipo LCD monocromo con una resolución de 128 · 128 píxels y no demasiado contraste. Mirándola perpendicularmente se ve bien, aunque empeora si nos inclinamos. No ayuda al ángulo de visión el significativo espacio que queda entre la cubierta transparente y el propio panel.

En suma, un nuevo concepto de diseño no visto antes en la marca pero que no deja de ser sobrio y funcional.

Tamaños sonómetros

Peso cesva SC420

Pantalla Cesva SC420Bajo la pantalla está el teclado con el que gobernamos el Cesva SC420, que como el resto del interfaz prescinde de textos: todas las funciones se identifican con símbolos e iconos, bastante intuitivos. Pocas son las teclas específicas – retroiluminación de pantalla, control de medida… – siendo las cuatro softkeys y cursores las que más usaremos. Los botones en sí tienen poco recorrido – no dan sensación de haberlos pulsado – pero como no hacen ruido podremos operar el equipo mientras medimos sin contaminar las muestras sonoras.

Los puertos de comunicación / expansión se encuentran en la parte inferior protegidos por una tapa retráctil de plástico rígido. Ahí veremos una ranura para tarjeta de memoria microSD – se suministra una de 4 GB que como veremos es imprescindible –, un puerto USB tipo mini-B idéntico al que se ha estandarizado en teléfonos móviles que permite tanto la descarga de datos a PC como la alimentación externa del dispositivo y un puerto multifunción para más opciones de conectividad – cable no incluido –. Por cierto, la conexión Bluetooth para control inalámbrico del equipo e incluso descarga de datos en caliente durante la medida sí que está disponible de serie.

Conexiones Cesva SC420En cuanto a autonomía está igualado con el SC310 saliente, así que en esto no destaca especialmente respecto a la competencia: nos ha aguando hasta 9,5 horas según nuestra prueba habitual[1], que es algo más de lo prometido por el propio fabricante. Lo positivo es que únicamente usa dos pilas alcalinas tipo AA para funcionar y, recordad, también se puede alimentar por USB sin necesidad de adaptadores especiales.

[1] La prueba consiste en hacer una medida en el interior de una vivienda como analizador de espectro programando registros cada cinco segundos, poniéndole pilas o baterías nuevas hasta que éstas se agoten y el equipo se apague.

3. Manejo y funcionalidades

Manejo Cesva SC420El Cesva SC420 más básico funciona como sonómetro integrador con el que podremos registrar niveles sonoros en banda ancha con todas las ponderaciones temporales y frecuenciales simultáneamente. Además, nuestra unidad de prueba es full-equipe, ya que incluye todos los módulos opcionales que se pueden adquirir: análisis en 1/1 o 1/3 de octava, medición de tiempo de reverberación con cálculo de parámetros estándar de calidad (C, ξ y B·T), tanto por método de ruido impulsivo como de ruido estacionario interrumpido – con el antiguo SC310 no podíamos usar impulsos –, grabación de audio en alta calidad e incluso análisis FFT. Así, sólo tendríamos que pagar por lo que realmente necesitemos.

El manejo del Cesva SC420 es sumamente sencillo, y de hecho es así por concepto de diseño – lo llaman filosofía On & Play –. Apenas hay más opciones de configuración que escoger el modo de medida mediante el interfaz de iconos gráficos, seleccionar el tiempo de registro que necesitemos (T) y empezar a medir. Tampoco tendremos que preocuparnos del rango dinámico puesto que es único y alcanza 120 dB.

Notad que el equipo arrancará siempre en el último modo y setup general usado. No hay opción de guardar ni recuperar configuraciones favoritas así que tendremos que asegurarnos que ésta es correcta antes de empezar. No esperéis tutoriales: este equipo no está diseñado para pensar por nosotros.

Firmware cesva SC420Destaquemos algunas restricciones del firmware que están no por voluntad del fabricante sino por las actuales exigencias de metrología legal – el símbolo  lo indica –, que este sonómetro cumple estrictamente. La idea es asegurar la incorruptibilidad de nuestras medidas. Por eso no podremos ajustar la hora – bueno, sí, pero no más de 6 segundos al día desde la última verificación – ni manipular registros de la memoria interna, que es donde se almacenan sin nuestra intervención datos brutos (fecha, LAeq, LAmax) de todas nuestras medidas. Sólo sirve en caso de inspección de los registros primarios del equipo y debe tener capacidad para almacenar datos de hasta dos años de antigüedad. Así, en nuestro día a día no usaremos la memoria interna sino la microSD, que sí podremos manipular normalmente. Más vale que nos acostumbremos a estas cosas, porque son una imposición legal para cualquier sonómetro.

Medir con Cesva SC420Iniciada la medida mediante la tecla grabación (●), el equipo almacenará todos los índices acústicos disponibles hasta que la detengamos (■) o hagamos una pausa. Estad atentos al tiempo de medida (t) porque no podemos programar la duración de ésta salvo haciendo uso del temporizador. Cuidado: la tecla medición (►) sólo muestra valores instantáneos en pantalla, pero no almacena nada en memoria .

Mientras medimos podremos navegar por las distintas pantallas gráficas y numéricas que nos muestran distintos parámetros predefinidos. Aparte, siempre estarán visibles multitud de iconos con información sobre el estado de la medida en curso y número de archivo asociado. Lamentablemente, hay poco espacio para los gráficos en sí.

En este apartado quizás lo más interesante es que podemos insertar marcadores o almacenar notas de audio cortas – calidad escucha: no confundir con el módulo opcional de grabación con calidad análisis – con una sola pulsación de botón. Una forma bastante útil de resaltar eventos puntuales y que nos facilita el análisis posterior.

Por tanto, el Cesva SC420 sigue fiel al canon de simplicidad visto en otros equipos del fabricante con algunas capacidades mejoradas, lo que lo iguala a su competencia. Una sencillez que admite pocos errores de manejo: el equipo guarda todo. Interpretar esos datos es nuestra responsabilidad.

4. Software de escritorio

Para descarga y visualización de medidas del Cesva SC420 emplearemos el software gratuito CesvaLab, una ligera evolución del anterior Capture Studio. La conexión del sonómetro al PC puede realizarse mediante por cable USB – antes tendremos que instalar los drivers – o de forma inalámbrica por Bluetooth. Y también, como recomienda el propio fabricante, podremos extraer la tarjeta microSD – importante: con el sonómetro apagado – y leer su contenido directamente desde el ordenador.

CesvaLab

CesvaLab 2.6

La limpia y minimalista interfaz después se revela algo rígida y, en mi opinión, enrevesada hasta que nos acostumbramos a ella. Todos los paneles gráficos – cuya leyenda de colores siempre es la misma – están sincronizados entre sí, permitiéndonos explorar con cierto detalle el/los registro/s marcado/s con el cursor. Si hay archivos de audio asociados, podremos escucharlos directamente. Así, buscaremos y seleccionaremos muestras sonoras para exportar y analizar en hoja de cálculo, porque CesvaLab sin extras sólo calcula algunos promediados. Lo bueno es que los distintos parámetros exportados siempre estarán en las mismas celdas, lo que nos facilitará la automatización del postprocesado.

Un último apunte sobre la estabilidad del programa en sí. He sufrido numerosos cierres forzados, cuelgues o fallos de conexión con el sonómetro, más cuanto más larga es la medida a transmitir. Quizás por eso sea mejor leer los archivos directamente desde la microSD. Este hecho, sumado a la escasa flexibilidad de la interfaz gráfica no contribuye a dejarme una buena opinión de CesvaLab. No obstante se anuncian actualizaciones continuas, por lo que esperaremos novedades.

5. Relación prestaciones / coste

La marca Cesva siempre se ha asociado a equipos sencillos y costes ajustados: nunca han pretendido ser Premium. Dentro de esta premisa, el SC420 es mejor sonómetro de lo que aparenta a pesar de su parca presentación. Su modularidad – sólo hay que pagar por lo que realmente necesitamos – y capacidades de conectividad – ese interfaz Bluetooth promete – lo hacen más versátil de lo que parece.

Relación Prestación-Costes Cesva SC420

7. Conclusiones

Cesva SC420Puede que el Cesva SC420 no enamore a primera vista, ni por su aspecto ni por su escueto interfaz. Su extrema sencillez de manejo, con unos modos de funcionamiento donde apenas hay nada que configurar, son su principal carta de presentación y que seguro gustará a los consultores noveles.

No obstante, sus capacidades están ahí y cumplen de sobra tanto si os dedicáis a medir ruido como aislamientos acústicos. Con los módulos opcionales adecuados, este equipo también se puede ajustar a usos más exigentes, convirtiéndolo en una herramienta francamente versátil.

En conclusión, con el Cesva SC420 la marca sube un peldaño en cuanto a prestaciones técnicas manteniendo los costes a raya. Ahora sí, nos ofrecen un sonómetro que puede servir para todo si sabemos adaptarnos a sus estrictos modos de trabajo… y a las imposiciones de la metrología legal.

2 comentarios en “Review Cesva SC420

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *